Un país llamado Georgia

El año pasado tuve la oportunidad de conocer un país que, hasta ese momento, nunca estuvo en mi radar. Si, sabia de su existencia -aunque para muchos siga desconocida -, pero no lo tenia en mi lista de países a visitar en los próximos años. La vida está hecha de cosas inesperadas y, en Julio de 2017, me fui a Georgia o como dicen los georgianos, Saqartvelo.

Probando vino casero hecho por nuestro taxista Thomás

¡Y qué sorpresa! Me fui junto a un programa de Servicio de Voluntariado Europeo (SVE) y me enamoré de la comida, de la virginidad del país y, sobre todo, de las personas. Hasta hoy, nunca conocí personas tan simpáticas y amables como los georgianos. Todo lo que hacen es genuino y no lo hacen esperando que les des algo en cambio.

Georgia es un país que hace frontera con Turquía, Azerbaiyán, Armenia y Rusia, y, por equivocación, muchas veces es confundido con el estado de Georgia de los EE.UU, más conocido que el propio país.

Hay tantos paisajes como este por Georgia

¿Que hace de Georgia un país que merezca una visita?

Para empezar, cualquier país es digno de ser visitado. Cada cual, con sus particularidades, tiene cosas increíbles que enseñarnos y para descubrir.

Georgia, a su manera, es un destino turístico bastante virgen que se independizó de la Unión Soviética en 1991, a la hora de su extinción. Aparte de su capital, Tbilisi, y de la Región Autónoma de Adjara (cuya capital es Batumi), pocos lugares son conocidos. Pero Georgia tiene mucho más que eso para explorar: su parte rural y montañosa es preciosa.

IMG_0814

Kutaisi, Georgia

 

Batumi, Region Adjara, Georgia

 

Balda, Georgia

 

Es un país conocido por su gastronomía, considerada una de las “mejores” del mundo y, por sus vinos. Khinkali, Mtsvadi, Khachapuri, Lobiani, Pkhali… ¡deliciosos todos estos platos!

 

IMG_3212

Adjarian Khachapuri – simplesmente delicioso. Una pan en forma de barco, relleno de queso y con mantequilla y huevo encima

IMG_0917

Lobiani – Hecho con una pasta de frijoles

Dejaré que las imágenes hablen por sí solas 🙂

No Comments

Leave a Comment