Las mariposas amarillas vuelan en Cartagena

La vida no es la que uno vivió sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla

Gabriel Garcia Márquez

Cartagena es un abanico de múltiples colores, sabores y sonidos. Esta ciudad del caribe colombiano es llamada de diferentes formas como La Heroica, la ciudad amurallada entre otras.

El clima no es tan variable, por lo general está a unos 32 grados durante todo el año, en los meses de abril y octubre se encontrarán un poco más de lluvia.

Cartagena fue uno de los puertos más importantes de América sobre el siglo XVI por este motivo se puede encontrar con una Cartagena culturalmente atractiva, con 91.000 habitantes se convierte en una de las ciudades con más población del país.

Los sitios de interés más reconocidos son:
  • La ciudad amurallada fue declarada patrimonio nacional de Colombia en 1959 y en 1984 la Unesco la declaro como «Puerto, Fortaleza y Conjunto Monumental de Cartagena de Indias». 
  • Castillo de San Felipe
  • La torre del reloj
  • Convento de San Pedro Claver
  • Balnearios como Boca grande, el Laguito, la Boquilla, Castillo Grande y las islas del rosario.

Estos lugares son los más visitados por los turistas en esta ciudad costera, pero mi visita a Cartagena tenía un sentido diferente. Desde siempre he admirado al escritor Gabriel Garcia Márquez quien nació en esta ciudad y decidí hacer una ruta donde pudiera ver algunas de las calles que inspiraron al escritor.

Mi ruta comenzó sobre las 9.00 am en el barrio El Laguito, justo en frente tenía la playa y me encontraba desayunando donde un holandés que se radicó en Cartagena desde hacía 14 años porque una cartagenera le robo el corazón y, con los años, colocaron el hotel donde me estaba hospedando con vista al mar y el restaurante justo en la playa. Es un hotel muy cómodo llamado La playita, le pregunte que cual era la magia de Cartagena y su respuesta fue “aquí todo es amor y sonrisas”.

Cartagena 2

Bahía Cartagena

Me fui caminando hasta la ciudad amurallada lo que me tomo aproximadamente 20 minutos, allí quería hacer mi primera parada en la casa de Gabo ubicada en Calle Zerrezuela es imponente de color rosa, justo al lado se encuentra un hotel llamado Macondo. Me hubiera encantando comenzar por su casa en Aracataca donde pasó su infancia pero está a 2 horas de Cartagena, sin embargo en esta casa del siglo XVII nos permite visualizar una Cartagena colonial, como lo ha descrito en uno de sus libros El amor en los tiempos del cólera. Cada vez que se camina por las calles de Cartagena puedes ubicar en el tiempo actual algunas calles que se mencionaban en sus libros como la plaza de Fernández de Madrid donde Florentino Ariza, uno de sus personajes, se da cuenta por primera vez donde vive la mujer de sus sueños y posteriormente donde él se acercaba a dejarle cartas de amor.

Después de caminar por la ciudad amurallada a eso de las 3 de la tarde llegue a una galería donde había mariposas amarillas por todo el techo del lugar. Resulta que hacía muy poco tiempo Gabo había fallecido y Cartagena se vestía de amarillo por sus calles y locales, era increíble ver como por cada sitio estaba presente.

La chica del lugar me ha dicho que fuera a comer a un lugar pequeñito que se encontraba en Boca Grande donde hacían la Mojarra frita en leña, y que Gabo solía ir a ese lugar en su juventud.

De donde me encontraba me dirigí a Boca Brande caminando. La distancia era muy larga a unos 45 min y el rayo del sol estaba muy fuerte así que, saqué mi kit de rescate para lugares cálidos, podrá sonar exagerada pero cuando el sol y el calor no es lo tuyo debes ir preparada:

  • Bloqueador solar +70
  • Pantalla protectora fpf 35
  • Gorra, sombrero sombrilla cualquier cosa que te cubra el rostro si no quieres parecer un camarón.
  • Lentes de sol
  • Siempre pero siempre água

 

Después de caminar por mucho tiempo llegue al chiringuito y pedí la famosa mojarra, es un lugar muy agradable las mesas están sobre la playa con toldos blancos y espacios para dormir la siesta en hamacas. Cuando ingresé al lugar me llamo la atención un mural donde se encontraban una cantidad de fotos de Gabo.

Cartagena 5.jpeg

Mojarra Frita, Cartagena

Era un lugar muy sencillo los platos que te sirven son en icopor y te ofrecen caldo de pescado, y te dan cocadas de postre.

Cartagena 4.jpeg

Cocadas, Cartagena

Valió la pena haber caminado hasta este lugar ya que tiene ese calor humano que se extraña cuando estás fuera de casa.

Mi paso por Cartagena fue corto, solo tres días increíbles que me enseñaron que si vas a la caribe y te dicen AJA es una expresión que te sirve de comodín para todo, que hay extranjeros que hacen de esta ciudad su hogar, que bailan champeta, que comen pescado al frente del mar, que hay magia en la ciudad amurallada, que hay fiestas, colores y música, pero, además que las mariposas amarillas son parte del paisaje porque un Nobel Colombiano decidió darle encanto a este lugar y mostrarlo al mundo.

2 Comments

  • Felipe 24 mayo 2018 at 14 h 44 min

    Wow, quelles belles photos, félicitations.🇨🇴

    Reply
  • Gaby 26 mayo 2018 at 15 h 27 min

    Hermoso!! Yo soy de México con tan solo leerlo me enamore. Ojalá tenga la oportunidad de conocer tan mágico lugar

    Reply

Leave a Comment