Galería de fotos: El Cementerio Monumental de Milán y la belleza de los homenajes

Desde un comienzo que nos pareció una ciudad rara. Bajamos del bus en el terminal de Lampugnano, a las once y tanto de la noche, y el olor a orina era potente. Observados por un par de policías que se fumaban un cigarrillo y revisaban el celular cada tanto, nos fuimos al metro para llegar al hostal.

Al día siguiente, salimos a recorrer a eso de las 10 AM y quedamos sorprendidos por la poca actividad que había en Milán. Las calles vacías, los negocios cerrados, los tranvías sin pasajeros. A uno de los chicos le habían comentado que el Cementerio Monumental de la ciudad era de las cosas pocas que valían la pena visitar ahí, así que tomamos uno de esos bellos tranvías amarillos y fuimos a ver la necrópolis lombarda.

Nos encontramos con una solemnidad tremenda. Construcciones altas y perfectamente anguladas, torsos desnudos con caras de sufrimiento, figuras religiosas de todo tipo, tumbas de mármol entremedio de bosques tupidos. Toda esta escena de perfección tiene un solo propósito: honrar la memoria de los que ya no están. Este cementerio es el secreto más bello (y oscuro) de la capital de la Lombardía.

Aquí te dejamos un recorrido visual por el Cementerio y sus rincones:


No Comments

Leave a Comment